Fotografía de comida

Al Punto Steakhouse & Rodizio Grill


El exitoso restaurante Al Punto, templo de la carne, lleva muchos años alegrando el paladar de los carnívoros de Mojácar (Almería) y de turistas de todo el mundo.

Un clásico rodizio brasileño que acaba de abrir este año 2021 su segundo restaurante en Garrucha (Almería).

Luciano y Paula, al mando del negocio, se toman muy en serio la calidad y el servicio, además tienen una visión comercial y un sentido de la comunicación y publicidad claramente por encima de la media.

Con ellos compartimos tres intensos días de sesiones de food, creando lo que todo establecimiento de restauración, grande o pequeño, debería tener: un archivo de imágenes de su oferta gastronómica y, en este caso, de su coctelería típica.

La fotografía de comida está muy polarizada: desde la foto publicitaria de las grandes cadenas de restauración, hasta la foto de stock impecable y sin alma o las imágenes amateur que poblan los feeds de Instagram, sin pasar por alto la imperecedera y muy española fotografía de plato combinado. Mejor si un poco antigua y de color azulado.

Sin embargo en el food no todo, o casi nada, es criterio estético..

¿Sabías que la fotografía publicitaria de comida es uno de los géneros que más utilizan el neuromarketing visual?

 

Así es, la comida apela a los instintos más básicos de supervivencia que se encuentran en la parte más antigua de nuestro cerebro. Ésta, como bien saben los neurocientíficos, es analfabeta, es decir, no entiende los mensajes verbales y sólo se nutre, valga la redundancia, de imágenes.

Con el fin de hablarle a nuestros instintos primarios y atraer clientes se aplican un sin fin de productos y técnicas.
Por ello el food es uno de los géneros fotográficos que más producción (y postproducción) requieren.

Los fotógrafos de comida aplicamos para ello un sinfin de trucos. Entre ellos, sin ánimo de ser exhaustivo:

▷ Recreamos los platos exclusivamente para la foto (raramente son comestibles..),
▷ Usamos productos sintéticos para crear sensaciones de frio, calor, turgencia o jugosidad,
▷ Fijamos los ingredientes con alfileres, para que todo esté en su sitio,
▷ Iluminamos la escena recreando las horas del hambre,
▷ Asesoramos en la cocina, porque la cocción real nunca es buena para la fotografía,
▷ Trabajamos con un food stylist, o aportamos artículos de estilismo,
▷ Añadimos efectos en postproducción como personas, decoración, bokeh o gradientes de color,
▷ Evitamos las desviaciones de colores entre distintos soportes publicitarios y redes sociales para mantener el efecto hambre.

Por ello es tan importante que un negocio dedicado a la venta de comida se valga de la colabración de un profesional que ofrezca calidad y comprehensión de las características únicas de cada restaurante.

Así que, si todavía no tienes un archivo de imágenes de tu propuesta gastronómica,
¡clica arriba sobre «contacto» y hablemos!







Leave a reply


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *








Recent Portfolios